Categories
Blog

Gana en Dragon Tiger

Cómo ganar en Dragon Tiger

Dragon Tiger es un juego muy exclusivo, sencillo y cautivador. Es considerado una versión del Baccarat y la base de Casino War, en la que los jugadores no llegan a enfrentarse a otros jugadores o la banca, sino que apuestan por el ganador entre el tigre y el dragón.

Durante el juego se llegan a sacar dos cartas, una para el Dragón y otra para el Tigre, debiendo el jugador apostar sobre cuál será la mayor, lo que hace al juego muy fácil para todos los jugadores, incluyendo hasta a los principiantes. De igual forma, hay algunas apuestas en las tarjetas individuales.

Las apuestas en el Dragon Tiger

Repartidas las dos cartas en la mesa, el jugador realiza su apuesta en el casillero Tiger, Dragon o Tie (empate), donde debe apostar por acertar cual será la mayor. Esto le va muy bien a aquellos que quieren jugar sin que haya conteo de cartas, pero mantienen las apuestas.

El conteo de las cartas

Son pocas las cartas involucradas en el juego, así el jugador puede conocer la cantidad de cartas que han sido repartidas por el croupier. El jugador puede siempre mantener un ojo en los sietes que llegan a ser 7 en un juego, lo cual significa un empate que se replica en pérdida.

Incorporar una táctica en base a un traje

Este juego se considera que está basado en la suerte, pero también puede ganarse mediante un punto de vista estratégico. Es así como hacer un cálculo sobre la cantidad de trajes repartidos y cuantos quedan en el mazo, es de suma importancia para obtener la victoria tan deseada.

Desconectarse de los sistemas de apuestas

A veces puede creerse que incorporar un sistema de apuestas en Dragon Tiger puede convertirse en la mejor estrategia para ganar fácilmente. No obstante, dicho formato jamás ha tenido un ganador que llegue a sacarlo todo en los juegos, por lo se recomienda evitar estos sistemas.

No participar en Tie Bet

En la apuesta empatada generalmente se paga 8 a 1, siendo su principal agenda el hacer que el jugador gane mucho dinero. Por otra parte, esta viene con una ventaja en la apuesta del 32.77% para la casa, siendo así como la apuesta de corbata llega a volverse muy rara para ganar.

Existen 86.320 combinaciones de manos, de las cuales solamente 6.488 de ellas son corbatas adecuadas, lo que llega a significar que hay 79.872 posibilidades de llegar a perder en la apuesta. Lo peor de todo es, que solamente se han llegado a ganar 1.456 empates, por lo que esta viene siendo una victoria muy difícil de romper.