Consejos para jugar Texas Holdem

Como en todos los juegos de azar, se requieren consejos antes de comenzar, en especial cuando el juego es tan popular como el Texas Holdem, sin embargo, este juego más que una ciencia con patrones y resultados precisos, ha llegado a convertirse en un arte, y una simple estrategia, puede hacerte ganar o perder millones.

Los consejos que leerás van a ayudarte a mejorar tu juego, no sólo de Texas Holdem, sino de Póker en general. ¿Hay que seguirlos ciegamente? No. En los juegos de cartas podemos tomar ideas de otras personas, pero es nuestro instinto el que nos ayudará a convertirnos en los mejores.

Diviértete

La diversión es lo principal, después de todo, el Texas Holdem no es más que un juego. Es verdad que hay dinero incluído y las apuestas siempre tienden a ponernos nerviosos; a nadie le gusta perder por más mínima que sea la cantidad invertida y seamos honestos, aprender a jugar puede ser frustrante. Pero como en todos los aspectos de la vida, la frustración nunca es una buena compañera, así que la positividad se debe convertir en tu principal aliada mientras juegas.

Sonríe, disfruta, y mientras aprendes ten en cuenta que hasta la peor mano, te puede enseñar lo que no debes hacer.

Casinos de Texas Hold'em en España

Betzest casino en vivo

♠ Est. 2018

 XPro Gaming

♣ Lucky Streak

Presta atención

Es muy fácil involucrarte en conversaciones con otros jugadores o pensar en otras cosas que tengan tu menta ocupada. Pero en este juego es importante la concentración, especialmente cuando el lenguaje corporal puede llegar a ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Aun cuando estés fuera del juego, mantente atente al movimiento y jugada de los demás.

Comprender el lenguaje corporal de las otras personas en la mesa puede ser difícil, en especial si no estás prestando atención, además, nunca sabes cuándo podrás aprender un movimiento de tu oponente. Puedes ser amable y conversar con los demás jugadores, pero no dejes de estar pendiente del juego.

Nunca dejes de aprender

El póker es un juego para toda la vida y los jugadores nunca dejan de aprender. Y aunque parezca algo obvio, hay jugadores que saben qué tan bueno es su juego o si deben seguir mejorando.

Puede que el aprender de cada jugada suene como un consejo redundante, pero el exceso de confianza a veces nos conduce al fracaso; podemos llevar años jugando Texas Holdem o cualquier otro tipo de Póker, pero nunca debemos dejar de prestar atención a quienes están en la mesa. El Póker requiere estudio y esfuerzo, hay libros, artículos e incluso documentales que te pueden ayudar.

Concéntrate en un juego

Ya sea que juegues con límite o sin límite de dinero, con dinero en efectivo o transferencias, torneos de mesas múltiples, o Sit and Go, debes buscar aprender. Así como cambian los jugadores, se deben cambiar las técnicas, puede que ya seas un experto en un tipo de Póker, pero eso no te hará ganar siempre.

Es recomendable que adquieras soltura con las cartas, te unas a diferentes mesas y juegues de otras formas; es importante destacar que aunque juegues Texas Holdem todo el tiempo, cada situación será distinta. Los mejores jugadores conocen miles de estrategias para cada mesa, no te debes quedar atrás.

Texas Hold'em en Vivo

No fanfarronees demasiado

¿Has oído de la técnica de fanfarronear?, también conocida como “farolear”, es una técnica que utilizan algunos jugadores para engañar al resto a través de su lenguaje corporal o frases al azar. Puedes ganar una partida con la peor mano si sabes hacerlo.

Puedes jugar con los nervios de las otras personas en la mesa hasta hacer que se retiren, sin embargo, ésta es una técnica de cuidado, dado que, al hacerla parte de tu rutina, dejará de funcionar. Fanfarronear para ganar la mesa es genial, pero genial y rentable, no es lo mismo.

Si has tomado este método como un hábito, o has tenido que recurrir a él y te ha encantado, debes saber que es una técnica que se puede aplicar sin exageraciones. Puedes aplicarla en un juego y en las siguientes 10 partidas parar de hacerlo. Luego, al comenzar a fanfarronear otra vez, hacerlo de una forma leve por las siguientes 10 partidas.

Menos es mas: Inicia con pocas manos.

Tan sólo quedarse para mirar a la gente jugar puede resultar aburrido. No nos divertía cuando eramos niños y no nos divierte ahora, sin embargo debes tomar en cuenta algunos factores.

Cuando ves a los demás jugar también podrás aprender. Observar con atención a los otros jugadores, puede mostrarte algunas técnicas que asumirás como propias, o que trabajarás para adaptarlas a tus necesidades en el juego.

Hay que considerar también que mientras más juegues, mayores posibilidades de pérdidas tendrás. Si pasas toda la noche jugando y no te detienes un solo momento, incluso en tu noche de mayor suerte, perderás más de lo que querrías perder.

¿Cómo saber cuánto debes jugar? Lo primero que debes hacer es evaluar cuántas manos tomas en una noche. Generalmente debes jugar entre el 15% y el 25% de esas manos, siendo el tiempo y la práctica lo que incrementará ese porcentaje. Sin embargo, debes tomar en cuenta que los únicos jugadores que no se retiran de la mesas son aquéllos que con seguridad obtendrán ganancias a largo plazo, y no todas tienen por qué ser dentro de una mesa y con cartas. Muchos de los jugadores que no se retiran lo hacen porque usan el Póker como método para cerrar grandes negocios.

Una regla general entonces, es que, si no eres un profesional o al menos un jugador con tendencia a ganar, debes jugar menos manos, y las que juegues, no debes hacerlas del todo seguidas; el juego es divertido, la acción del juego, lo es más, pero… ganar dinero puede ser más divertido aún.

Jugadas con agresividad controlada

Los jugadores agresivos tienen una buena tasa de ganancias debido a su comportamiento en la mesa, y es que, un jugador agresivo no es más que un jugador seguro de sí mismo, y esta seguridad que se proyecta en las mesas, hace que los demás se sientan obligados a tomar decisiones rápidas que, aunque parecen efectivas para ellos en el momento, no lo son, y simplemente te beneficiarán.

Pero también debes controlarte cuando juegas de manera agresiva. Si lo haces de manera constante terminará costándote mucho dinero. Debes jugar de manera agresiva cuando tengas buenas manos y combinar la forma de juego con nuestro consejo anterior.

Jugarn con jugadores de más bajo nivel

Aunque este consejo es poco seguido, consideramos que debería utilizarse más. Si quieres comenzar como un gra ganador en el juego de Texas Holdem, comienza a jugar con competidores que no jueguen tan bien como tú.

Llena la mesa con jugadores que sean novatos, jugadores que se encuentren un poco pasado de tragos o con cualquier otra característica que te pueda hacer lucir como un profesional.

Sin importar lo mal o buen jugadores que sea, rodéate de jugadores que jueguen peor que tú y entonces comenzarás a ganar dinero de forma más fácil.

Al inicio juega de manera cuidadosa

La posición inicial es la peor posición, ya que no tienes control alguno sobre tus oponentes, y, básicamente, dependes de tener una buena mano, pues siempre serás el primero en todo.

Al final de cuentas lo que esto significa es que debes saber cuándo retirarte de inmediato, y debes saber que siempre debes tenes un as bajo la manga, de cual dependerán tus jugadas, junto a los reyes y las reinas.

Jugar en una posición inicial requerirá decisiones rápidas y extremas. Tu astucia será tu mejor aliada, ya que en esta posición, tu juego se basa más en la fuerza y habilidades de tus oponentes que en tus habilidades.

Los últimos serán los primeros

Es una frase muy escuchada, y aplica a muchos aspectos, suena al consejo de la abuela, sin embargo, en el Texas Holdem, es una regla.

El 75% de las manos ganadoras o exitosas son desde la última posición, los expertos dicen que de todas las manos con las que terminas viendo un flop, el 75% están en la última posición. Es un hecho, no una posibilidad, y al mismo tiempo es algo obvio.

Desde la última posición puedes ver cada movimiento de tus oponentes, así como sus reacciones, cuándo y en qué condiciones se retiran, entre otros. Estas ventajas rentabilizan tu juego.

Toma de decisión correcta – Todo lo demás sucederá solo

Es común que los jugadores nóveles decidan sus juegos en relación a la cantidad de dinero que tienen sobre la mesa. La “buena” noticia es que se puede jugar mal y aún así ganar dinero, es por ello que les llaman juegos de azar. La suerte, algunas veces hace de las suyas. La mala noticia, o el sentido común, es que, cuando llevamos un rato jugando mal, la pérdida de dinero es inminente.

Los mejores jugadores saben que no importan los resultados, sino lo que sucede durante una sesión de juego; un mal juego que te lleva a ganar pueden ser pérdidas a futuro, y un buen juego que te lleva a perder, puede llevarte a perfeccionar tu juego y generar mayores ganancias de las esperadas. La calidad del juego y la destreza del jugador lo pueden llevar a aprender todo lo que necesita saber acerca de los jugadores en su mesa rápidamente, para transformar sus pérdidas en ganancias.

Ten plena conciencia de cuáles son tus posibilidades y no confíes sólo en la suerte. Dejar los resultados al azar es lo más cercano a conducir en una autopista con los ojos vendados, puede que todo salga bien para ti, pero el 99% de las posibilidades dicen que estrellarás tu auto contra otra persona, una pared, un árbol o incluso y en el proceso, te harás un gran daño a ti mismo.

Recuerda que tus cartas son lo único que te diferencian del resto de los jugadores. Las cartas visibles pueden verlas todos. Esto quiere decir que además de evaluar qué puedes hacer con ellas, debes prever qué pueden hacer con ellas los otros jugadores.

Concéntrate en tomar las decisiones correctas. Una vez que se toman las decisiones adecuadas el resto de las condiciones para un buen juego se darán solas.

La fórmula simple

Lo primero que debes saber es que si bien jugar Texas Holdem Póker es sencillo, no hay una fórmula mágica, o una formula sencilla para hacer que el juego sea exitoso para ti como jugador. Y es que, para tener ganadores tienen que existir los perdedores.

Se requiere de estudio y práctica para convertirse en un ganador. Incluso cuando la suerte te favorece con buenas cartas, y literalmente tienes la ventaja en tus manos, debes buscar en tu mente opciones para maximizar tus ganancias, es decir, si ya sabes que vas a ganar la mano, ¿por qué no incrementar las apuestas y obtener más? Tal vez debas fanfarronear lo necesario, y mezclar tu momento de suerte con todos los consejos anteriores.

Cuando tengas las cartas en tus manos pregúntate: ¿Es conveniente el lugar que tengo en la mesa para intentar más? Recuerda que tener el primer o el último lugar puede definir el triunfo o fracaso de una partida. ¿Cómo puedo maximizar el dinero en el bote si estoy seguro de que lo voy a ganar? No es tan simple como parece, no es sólo apostar más, sino, hacer que la mayor cantidad de jugadores se mantengan en la mesa para incrementar la posible ganancia.

Sin embargo, el mayor desafío será identificar cuándo estás liderando una mano y cuándo fuiste dejado atrás. Muchas veces, los jugadores maximizan las apuestas cuando se sienten ganadores y otros jugadores los sorprenden. Ciertamente, hay momentos del juego en el que ni siquiera los más experimentados jugadores saben su posición dentro del juego. La diferencia entre ellos y los más novatos, es que estos, al menos tienen una idea, y conocen técnicas para ir ganando seguridad e ir tomando las mejores decisiones. Es decir, suponen y deciden en base a los porcentajes y probabilidades que conocen.

Financiamiento

Es importante conocer la cantidad de dinero con el que cuentas al momento de jugar. Conocer tus límites, -además de permitirte saber cuándo es suficiente-, te ayudará a prestar más atención al momento de escoger el juego. En este orden de ideas, debes tener dinero disponible para unirte a un juego que consideres rentable, o para incrementar tus apuestas cuando valga la pena.

La cruda verdad es que incluso los mejores jugadores se pueden haber visto límitados por su presupuesto, esto quiere decir que han perdido buenas oportunidades de apuestas.

Estar claro en tu presupuesto es bueno, ya que, el no llevar una cuenta precisa y no preocuparte por el dinero, puede impactar negativamente tu juego; pensar en que estás perdiendo, en lo que has perdido, y en que no te podrás recuperar rápidamente, puede nublar tu mente.

No debes tener miedo de retirarte en el momento indicado, de hecho, si alguna vez te preocupa tu presupuesto, es hora de empezar a limitar tus jugadas.

Resumen

Después de leer este listado de consejos para jugar Póker, por lo general, podrás sentirte un poco abrumado. Por lo cual te recomendamos imprimir este listado y darle una leída al menos una vez por semana hasta que tengas incorporados todos los consejos de forma natural a tu juego.

No intentes aplicar y practicar todos los consejos de forma simultánea. Selecciona dos consejos a la vez y aplícalos durante un tiempo en tu juego. Y antes de que te percates, estarás ganando en mayor proporción que las pérdidas que tengas. Estamos seguros de que los jugadores que aplican todos estos consejos a su jugada se convierten en ganadores.