Categories
Blog

Historia de Texas Holdem  

El Texas Hold’em y su historia

En la actualidad, es poca la información que se tiene sobre el origen del Texas Holdem, motivo por el cual no se puede afirmar fehacientemente y con absoluta verdad, dónde nació. Lo que sí se puede decir es que se supone que surgió durante los primeros años del siglo pasado.

Aún cuando no existe gran información en lo que atañe a su invención, lo que sí está confirmado es que nació en un pequeño pueblo texano llamado Robstown y que, una vez propagado por todo el estado de Texas, un grupo de jugadores conformado por Doyol Brunson, Amarillo Slim y Crandell Addintong, lo introdujo en Las Vegas.

Llegando a Las Vegas

El juego fue introducido en Las Vegas en el año 1967, con el nombre de “Hold’em”, siendo el Gold Nugget el único casino que ofreciera este juego durante los primeros años transcurridos, después de haber llegado y debido a que este casino no pertenecía a la élite, el juego no recibió gran atención.

En 1969, fueron invitados a jugarlo en el Dunes Casino, los jugadores más ricos y profesionales de Las Vegas, convirtiéndose en un juego rentable para los profesionales gracias a la inexperiencia de los jugadores con el Texas Holdem. Ese mismo año, Tom Moore añade el Texas Holdem a la Segunda Convención Anual de la Fraternidad del Juego.

Historia de Texas Holdem  

Breve descripción del juego

Aunque el objetivo del juego es el mismo que el de cualquier otro tipo de póker, el Texas Holdem ofrece una cantidad de diferencias como son el número de cartas que son siete aunque, al principio, se reparten dos a los jugadores. También en este juego, se pueden hacer apuestas a ciegas.

Una particularidad importante del juego, son los blinds (apuestas a ciegas), que se hacen inmediatamente después de repartir las cartas: el primer jugador aporta el 50% de la mínima y el segundo la apuesta entera. En el preflop los jugadores apuestan solamente con la información de su mano, ya que las cartas comunes no se conocen aún.

Conocer las reglas del Texas Holdem

En este juego, aplican las principales reglas del póker. Sin embargo, tiene reglas especiales como la de limitación de las apuestas (limitado) donde, en el último caso, la apuesta máxima que puede hacer el jugador está limitada por el tamaño de su banco y pude ir con todo.

De igual forma, en cualquiera de las rondas se puede: irse/fold, apostar, pasar, ver/igualar y subir la apuesta. En lo que respecta a blind, estas son obligatorias y son puestas por las dos personas que están después del crupier. El orden se desplaza en las siguientes partidas de acuerdo a las agujas del reloj.

Mejores casinos para Texas Holdem